Las mejores noticias europeas

Sal de mesa y Sal marina

Sal de mesa y Sal marina

La Sal, comúnmente conocida, es un mineral que, en estado natural, se encuentra como Halita, un mineral sedimentario cuya composición química es el cloruro de sodio. Este sedimento se encuentra y se obtiene mediante procesos de evaporación del agua de mar o de lagos con alto contenido de este sedimento.

Igualmente se puede encontrar en grandes yacimientos salinos, con extensiones que se han formado producto de la evaporación de mares y lagos, emergiendo el mineral de cloruro de sodio.

La Sal como medida de valor

Históricamente, la sal se ha considerado un mineral muy preciado, llegado incluso a ser utilizada en la antigüedad como medida de valor y método de pago para jornadas de trabajo, de ahí, se presume el origen de la palabra, salario.

La sal es utilizada como condimento para agregar y exaltar el sabor de las comidas, así como en la industria en general, especialmente alimentos y fabricación de subproductos.

La Sal de mar o marina y su consumo

La Sal Común comercializada como Sal de Mesa, es el mineral de Halita extraído, que ha sido sometido a procesos químicos para destacar su aspecto blanquecino, así como para refinarla y masificar su consumo, no obstante, se puede conseguir comercialmente la Sal Marina o Sal Gruesa, también de uso frecuente en gastronomía y para tratamientos terapéuticos,

La Sal Marina o sal de mar, es la misma sal común solo que sin el proceso químico para su refinación, lo cual le aporta valor por conservar su alto contenido mineral y de oligoelementos, que la posicionan como una sal más aprovechable y beneficiosa para la salud.