Carcomas y queras estos son los dos nombres comunes como se les conoce aquí en España a las Larvas que perforan casi cualquier tipo de madera que podrían ser muebles, comedores y vigas.

Estas larvas se pueden encontrar en muebles y en edificios y son fáciles de reconocer por sus huellas en los orificios que pueden verse fácilmente en sí, ya que casi la mayoría de las personas lo desconoce. La carcoma coloniza dañando la madera en estado larva o sea un pequeño gusanito, pero antes de salir pasa por la metamorfosis y está ahora ya puede volar, cabe recordar que su vida es muy corta solo cría unos huevos y a los pocos días muere.

Los tipos de carcoma pueden medir de 1,5 a 9 milímetros de largo mientras que sus colores son entre negro y manchado de color café con ojos muy grandes, estos bichos son muy pocas en la naturaleza y se parecen a las personas ya que les gusta los lugares cálidos donde se puedan proteger de las lluvias y los fuertes fríos. Por los que pueden hallarse más fácilmente en construcciones o lugares donde haya madera. También prefieren la madera vieja o seca y sus gustos son más preferentes a la madera antigua.

Otro dato curioso es que la carcoma cuando salta Se le conoce como que la carcoma vuela esto es por qué ocurre muy rápido pero solo las larvas son las que comen la madera, una vez que la carcoma sufrió la metamorfosis se convierte como en una mariposa y vuela Asia otro mueble para desovar y tan solo con una larva puede contagiar a toda la casa.