Importancia y beneficios del calcio

Una grave condición que pone en riesgo nuestros huesos y nuestro cuerpo a nivel general, la cual provoca una disminución o déficit de calcio en nuestra sangre, se le conoce médicamente como hipocalcemia. Y para saber que es la hipocalcemia, debemos saber que esta enfermedad trae consigo diversas consecuencias, dales como problemas cardíacos, de crecimiento y raquitismo.

Por esta razón, resulta importante detectar y tratar esta condición a tiempo y de esta forma, garantizar el bienestar de nuestro organismo.

Niveles normales de calcio en la sangre

En las personas adultas, los niveles normales de calcio en la sangre, pudieran encontrarse comúnmente entre 4,5 y 5,5 mE/qL. En caso de que estos valores sean muy inferiores, pudiéramos encontrarnos en riesgo de estar padeciendo de hipocalcemia, la cual pudiera ocasionar diversas afecciones a nivel general en nuestro organismo, sobre todo poner en riesgo nuestra salud ósea.

¿Qué provoca la falta de calcio en la sangre?

  • Insuficiencia renal.
  • Alcoholismo.
  • Complicaciones por quimioterapia.
  • Medicamentos que dificulten la absorción de calcio.
  • Deficiencia en vitamina D.
  • Déficit de magnesio.

De esta forma, el calcio resulta entonces un mineral de suma importancia para múltiples funciones en nuestro organismo, y su carencia provoca con el tiempo, patologías crónicas, como la osteoporosis, problemas articulares e incluso, problemas cardiovasculares.

Consecuencia de la falta de calcio

  • Piel seca y uñas débiles.
  • Trastornos capilares.
  • Dolor óseo y articular.
  • Insomnio.
  • Problemas dentales.
  • Dolores menstruales.

Beneficios del consumo de calcio

Debido a la importancia que presenta el calcio dentro de nuestro organismo, ante una disminución del mismo, resulta importante buscar la forma de incrementar nuestros niveles de calcio para así disfrutar de diversos beneficios que trae consigo, tales como:

  • Fortificación de huesos.
  • Previene la obesidad.
  • Previene formación de cáncer.
  • Previene la formación de cálculos renales.
  • Mantiene sanos nuestros dientes y encías.