Causas de la odinofagia y cómo prevenirla

La odinofagia o deglución dolorosa, es un malestar en la garganta que viene acompañado de irritación y molestia al tragar comida o saliva. Muchas veces es fácil de tratar y no requiere de mayores cuidados.

Causas de la deglución dolorosa u odinofagia

Mayormente se origina por diversas patologías, tales como: amigdalitis, hongos, faringitis y diferentes infecciones que se encuentran directamente ligadas a problemas de la garganta. Muchas veces comienza por una simple gripe, pero al sufrir de una deglución dolorosa u odinofagia crónica, puede ser por enfermedades muy riesgosas, tales como:

  • Úlceras: Daña directamente al esófago, causando reflujos de acidez.
  • Cáncer: En casos muy apartados, la odinofagia es un signo de síntomas por cáncer de esófago. Este tipo de cáncer se debe a problemas con el alcohol o tabaco.
  • VIH: Las personas que padecen de VIH, suelen tener problemas en el esófago, y los tratamientos para combatir esa enfermedad, provocan reflujos ácidos que dan origen a una molesta odinofagia.
  • Reflujo gastro-esofático: Una enfermedad que se da en el esófago, provocando que este no cierre correctamente, y de ahí da origen a problemas de ácidos estomacales, los cuales terminan por dar origen a la dolorosa odinofagia.
  • Medicamentos: Muchas veces se les recetan a los pacientes, diversos medicamentos fuertes para tratar enfermedades estomacales, provocando debilidad e irritación en el esófago, provocando en muchas ocasiones odinofagia.

 

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

Cuando no se trata de enfermedades de alto riesgo como el cáncer o VIH, es posible prevenir este malestar con una buena alimentación y hábitos alimenticios saludables: masticar bien la comida, evitar líquidos muy fríos o muy calientes.

También es recomendable abandonar el tabaco o evitar zonas de fumadores y consumo frecuente de alcohol. Esto no sólo mejorará nuestra salud sino que ayudaremos a evitar los síntomas de la odinofagia.