El precio del dólar está influenciado por múltiples causas como el desplome del petróleo, la fuga de capitales, la desaceleración en cuanto a la participación de algunos socios en ciertas zonas del mundo al igual que una menor inversión en estos lugares.

Como consecuencia del vaivén en la cotización del dólar se han afincado cierto tipo de inversiones en áreas del planeta en las que los cambios del dólar son bruscos y permiten obtener intereses altos a corto plazo.

El Capital Golondrina: La Especulación Con El Precio Del Dólar

Los denominados capitales golondrinas son aquellos que ingresan en países emergentes buscando altos rendimientos en poco tiempo. Por ese motivo en cuanto se presente un cambio brusco en las cotizaciones harán las maletas y se irán.

Desafortunadamente para estos países un capital con estas características no representa ningún tipo de beneficio pues no impulsa la creación de empleo, paga un mínimo de impuestos y simplemente alimenta la especulación con el precio del dólar.

En ese orden de ideas, el mercado cambiario siempre se ha caracterizado por la fuerte dosis de especulación que lo rodea casi a la manera de una partida de monopolio y descartando las nociones mínimas que aboguen por el bienestar de los consumidores o de la población de un país.

Algunos de los proyectos que suenan para el caso de América Latina es la posibilidad de implementar una moneda regional para así evitar la especulación que se da con el dólar o el euro, haciendo más fácil las transacciones entre países de la región y conformando un bloque que pueda hacer frente a Estados Unidos o Europa. Por el momento este tipo de iniciativas sólo hacen parte de una lista de opciones que deben ser estudiadas para llevarlas a cabo por fuera del papel.