Las mejores noticias europeas

Ácidos en las naranjas

Ácidos en las naranjas

Ácidos en las naranjas

Todos conocemos a las naranjas como Fuente natural de vitamina C  o ácido ascórbico. Esta beneficiosa fruta, contiene además muchos otros ácidos, como el ácido pantoténico, ácido hidroxicinámico, ácido cítrico, ácido málico, ácido fólico y ácido oxálico.

Nuestro organismo, está conformado por diversos componentes, que al combinarse, generan diversos beneficios para todo nuestro organismo, fluidos y tejidos del cuerpo. En este sentido, los ácidos y las bases en los líquidos corporales del cuerpo, resultan de vital importancia para generar equilibrio, y muchos malestares y afecciones se generan ante la falta de ácidos.

Ácido ascórbico

La vitamina C, es un nutriente vital y esencial para nuestro cuerpo, el cual no es capaz de mantenerla ni de producirla, por lo cual, es necesaria su ingesta diaria. Una naranja ofrece una buena dosis de vitamina C, recomendada para el día.

La función que juega el ácido ascórbico en el cuerpo, es de ayudar al crecimiento de células para la piel, músculos, vasos sanguíneos y cartílagos, además de que ayuda al proceso de cicatrización, y favorece a retardar el envejecimiento.

Ácido pantoténico

Conocido también como vitamina B5, aporta a nuestro cuerpo la ayuda necesaria para transformar los carbohidratos en energía saludable. Al no consumir suficiente de este ácido, pudiera generar efectos como cansancio, irritabilidad, problemas respiratorios, etc.

Ácido cítrico

Este es el tipo de ácido que podemos encontrar en la mayoría de las frutas cítricas: pomelo, limones, limas y naranjas.

No sólo resulta agradable para la fabricación de otros alimentos, como refrescos, jugos y caramelos, sino que también puede ser utilizado como conservante natural y para limpiar el hogar de forma natural.